ir arriba

16 marzo 2009

“Van a ver a un Tendero con mucha más ambición"

A pocos días de comenzar su temporada en España y con grandes proyectos para el 2009, Fernando Tendero habla de la ambición que tiene este año por lograr su meta: doctorarse en tauromaquia, y a ser posible en el día más importante de la Feria de Ciudad Real, con un cartel de figuras y un ganado que embista.

comienza la temporada para Fernando Tendero, aunque haya toreado en América el pasado mes de enero, por primera vez en su trayectoria profesional. Las ilusiones de este joven son muchas. Tiene ganas de triunfar, y empezar con fuerza para poder meter la cabeza en plazas importantes. En Sevilla ya está anunciado, ahora falta entrar en Madrid, pero su objetivo principal es ganar el Certamen Puerta Grande, para ello se ha preparado durante el invierno. Otro de los próximos objetivos de este año es tomar la alternativa.


—Lo primero ¿Cómo está llevando estos días de cara a su preparación para Puerta Grande?
—Entrenando mucho todos los días, saliendo a correr y haciéndome un toro con mi cuadrilla y mi gente. Lo típico. Intensificar un poco más estas dos últimas semanas. También estoy haciendo campo. Ayer maté un toro en lo de Adolfo Martín a puerta cerrada y también me echó tres vacas. Mañana iré a lo de Miguel Ángel Millares. Lo que te he dicho, estos últimos días estoy intensificando un poquito la preparación tanto física como de salón, haciéndome toros e intentando hacer los máximos tentaderos.
—Habéis estado concentrados en Toledo todos los participantes del Certamen, ¿hasta cuándo?
—Hemos estado concentrados desde el 15 de febrero hasta el 12 de marzo, un poquito antes de empezar las novilladas. Han sido 20 días.
—¿Cómo era la preparación que teníais allí?
—Estábamos con Antonio Palomo que es el hermano de Palomo Linares y era el que vivía el día a día con nosotros. Por la mañana hacíamos físico; nos preparaba él con una serie de ejercicios y corríamos por los alrededores. Después en parejas nos hacíamos un toro cada uno. Algunos días se acercaba el maestro Seseña y Palomo Linares, también nos enseñaban lo que ellos sabían.
—Antes de entrar en el Certamen Puerta Grande su temporada la comenzó en América, ¿cuéntenos su experiencia?
—Toreé el 17 de enero en la feria de San Cristobal, que es una de las ferias más importantes de Venezuela. Ha sido una experiencia bonita porque es un público diferente, muy caliente. Es una afición que se entrega mucho con los toreros. Aunque la novillada no acompañó mucho y salió complicada, fui el triunfador. Probablemente me repitan en la feria que hay en junio. Me quedo con la afición, con el calor del público y la gente que se entrega mucho con los toreros.
—Con miras al futuro qué tiene, aparte de la que me acaba de decir del mes de junio en Venezuela.
—Allí nos han dicho que probablemente nos repitan pero hasta que no salgan los carteles no se sabe nada. Aquí en España tenemos lo de Puerta Grande ahora. Espero ganarlo. Sé que es complicado, que hay mucho nivel este año. Torear esas tres novilladas; la próxima, la semifinal y la final. En Madrid iba a ir en un principio en este mes de marzo y no ha podido ser, a ver si puede ser pronto, después de que pasen estas novilladas del mes de marzo voy a intentar meter la cabeza. Es la plaza que nos hace falta. Estoy anunciado también el 7 de junio en Sevilla. También hay cosas habladas en plazas de Francia y en España hay algunas plazas importantes. Por eso a partir de lo que pase en esos cuatro o cinco sitios claves que voy a pisar y el inicio de Puerta Grande, intentar tomar la alternativa. Si puede ser con fuerza, pues mejor por eso intentaré que pase algo fuerte.
—Según sus palabras intuyo que la alternativa va a ser esta temporada.
—Sí, claro, pero va a depender mucho de mí. Mi apoderado esta haciendo una labor muy buena, porque me va a poner en bastantes sitios, y además de gran repercusión. Empezar en Puerta Grande es un escaparate importante a principios de temporada, también Sevilla, Madrid, que seguramente iré y muchas plazas más. Ya va a depender de mí, si soy capaz de solucionar y dar el callo todas las tardes y coger ambiente. En definitiva, tomar la alternativa con fuerza. Si puede ser en la Feria de Ciudad Real, o en cualquier otra feria importante, aunque siempre en la tierra de uno hace más ilusión. Pero que pase algo a principio de temporada que coja fuerza, sino sería quedarme parado y no la tomaría.
—Plaza ya tenemos, pero que me dice del cartel, ¿quién le gustaría que fuera su padrino y su testigo, sin olvidarnos del ganado?
—No tengo un prototipo de cartel. Siendo un día de feria importante con una ganadería de las que están en buen momento y con dos figuras del toreo de las que están ahora mismo en el escalafón. Hay ocho o diez figuras del toreo grandísimas. Me harían ilusión El Juli, Morante, Manzanares o Ponce pero no tengo dos toreros elegidos, cualquiera de los que hay en el escalafón que son figuras. Estamos en un buen momento de toreros, cualquiera de ellos me valdría para seguir con fuerza, y aquí en mi tierra me haría bastante ilusión.
—Me ha hablado de sus apoderados que están haciendo una labor importante, ¿está contento con respecto a apoderados anteriores que ha tenido?
—He tenido dos o tres apoderados, pero bueno. El año pasado me apoderó Francisco Romero Leal que tuvo los problemas que tuvo. No acabamos muy contentos con él. Visto lo visto me puedo dar con un canto en los dientes. No me ha dejado como a otra gente, ni mucho menos. No acabamos contentos, no hablo por el tema económico sino por el tema de novilladas y de sitios conrepercusión, porque no cumplió los objetivos. Cuando terminamos la temporada decidimos no seguir la relación. Este año con Antonio Picamills va la cosa bastante bien. A ver si puede ser el definitivo.
—Es importante para un torero que el apoderado esté siempre a su lado, sobre todo en los compromisos de máxima repercusión
—Sí, da bastante confianza cuando el apoderado te acompaña. A mí personalmente no me influye mucho que esté o no esté porque el resultado va a ser el mismo, pero es un síntoma de afecto, de que le importas de verdad. Que vaya a verte, que se preocupe por tí, que se mueva día a día. La repercusión que pueda tener no es grande porque tampoco es una cosa que vaya a mandar mucho, pero sí es un síntoma de que se preocupa por mí, viene a ver lo que hago. Creo que es bastante importante eso. Y sobre todo, tener mucha confianza en él. Un apoderado transmite confianza para que el torero esté centrado en lo que es el toro, y no se preocupe de otro tipo de cosas.
—En estos años que lleva como novillero, ¿qué cree que ha mejorado desde que empezó como becerrista?
—En todo un poco. El capote al principio era una cosa que me costaba bastante, poco a poco voy cogiendo sitio. Con la muleta, sobre todo este invierno, creo que he mejorado muchísimo. Ojalá que lo pueda demostrar en esta primera novillada que tengo el próximo domingo. Estoy mandando en mi toreo, creo que estoy toreando mejor que nunca, y más fresco. Con muchas más ganas que tenía este tiempo de atrás. Con la espada siempre he sido bastante irregular, pero creo que la he mejorado muchísimo. Al principio cuando comencé a ser becerrista la verdad es que no mataba ningún toro. Los pinchaba a todos. Ahora estoy cogiendo una racha buena y a ver si continúo así.
—Como me ha comentado se encuentra mucho mejor en todo, ¿qué va a ver el aficionado el día 15 en Illescas?, o mejor dicho ¿a qué Fernando Tendero va a encontrarse?
—Siempre he sido un torero que ha intentado torear bien, hacer un toreo clásico, un toreo puro. Creo que ha habido veces que me ha faltado un poquito de ambición y que la gente viera que esas ganas que tenía yo no las he demostrado de cara al público. Este invierno he estado con la mentalización. Ya no hablo sólo de entrenamiento porque muchas veces el torero se prepara más físicamente. He entrenado mucho y creo que la gente me va a ver más ambicioos que nunca. Tengo muchas ganas de que empiece la temporada y muchas ganas de torear. Intentaré que vean un Fernando Tendero nuevo con mucha más ambición que antes y toreando mejor que nunca, que es para lo que estoy entrenando todos los días. Ojalá que puedan verlo, acompañen o no acompañen los novillos. Aunque hay muchas veces que no acompañan, hay que estar igualmente delante de todos.

—Ambición—
El objetivo de este año es demostrarle al público que va a ser mucho más ambicioso

—Clasicismo—
Tanto con el capote como con la muleta fernando Tendero ha sido muy clásico


—Pureza—
El toreo puro ha marcado la carrera de tendero desde que comenzó

—Alternativa—
Uno de los objetivos es llegar con fuerza a la feria de agosto y tomar la alternativa

—Contratos—
Tendero va a torear en plazas importantes de España y de Francia como Sevilla y Madrid

1 Comments:

Anonymous M. López said...

Comienza una temporada decisiva, para Fernando, la fase previa, toca su fin, y ahora, que Dios reparta suerte, y que el 2009, marque su vida, en sentido positivo...Suerte torero,que falta hace, pues llegar a la meta cuesta...mantenerse cuesta más...Ahí tenemosa a Luismi...y Anibal, luchando por hacerse sitio. Doctorado en Agosto, y un buen septiembre, que tiene muchas fechas en nuestra provincia, incluido Villarrubia, un abrazo. Manolo

06:30  

Publicar un comentario

<< Home