ir arriba

02 junio 2009

Moreno y José Tomás abren la puerta grande de Los Califas

El diestro cordobés José Luis Moreno el domingo rozó con los dedos abrir la puerta grande de Los Califas. Fue el martes cuando consiguió su sueño, el salir a hombros de la plaza de su tierra. Lo hizo junto a José Tomás.

Soñar muchas veces es crear ilusiones, y con ellas la esperanza de que se hagan realidad. Eso le ha pasado a José Luis Moreno, que soñó con triunfar en el coso de su tierra y por fin el martes se hizo realidad.
Los olés más profundos brotaron de las gargantas de los aficionados cuando vieron la pureza del toreo de Moreno en el coso de Los Califas. Muchas veces uno no es profeta en su tierra, en esta ocasión José Luis Moreno fue profeta en Córdoba. Así lo catalogaron los cordobeses que ocuparon los tendidos de la plaza y por ello pidieron con fuerza las orejas, a pesar de que el presidente le negara la segunda del sexto de la tarde, el toro más complicado de todo el encierro al que supo plantarle cara.
Estaba claro que José Luis Moreno había apostado muy fuerte por la feria de su tierra. Era el inicio de su temporada 2009. En su voz se percibía la confianza que tenía en las dos tardes que iba a hacer el paseíllo en Córdoba, como publicáramos la semana pasada. No falló en su apuesta y salió con muchas ganas. La moneda en esta ocasión marcó la cara. Esa cara bella del toreo. Un toreo como el que hace José Luis Moreno muchas veces cuesta verlo en un coso, pero los que el martes estuvieron en Córdoba vibraron con su toreo. Esos naturales a cámara lenta donde puedes paladear ese sabor único del toreo puro. Así toreo el de Dos Torres a sus dos enemigos, aunque en el segundo tuvo que exponer más y demostrar que su cabeza funciona muy bien, que es capaz de torear el toro manejable y el complicado.
Tenía una papeleta difícil puesto que lo iban a medir con Finito de Córdoba y sobre todo con José Tomás, pero cuando uno está seguro de sí mismo no hay enemigo grande. Por ello Córdoba el martes disfrutó con su clase, con su temple y con ese toreo puro que imprimió en cada muletazo José Luis Moreno. No quiso desaprovechar ningún quite y con el capote se los pasó muy cerca en las chicuelinas al quite del toro de José Tomás, también hubo gaoneras. Parece que el tercio de quites vuelve a resurgir, ya que José Tomás también estuvo dispuesto toda la tarde.
Esta vez la espada no le falló a José Luis Moreno y dejó dos buenas estocadas tanto al tercero como al sexto de la tarde.

Brindis al cielo
José Tomás volvió a despertar pasiones entre sus seguidores. Hubo incluso una aficionada que se lanzó al ruedo para abrazarlo. Aunque eso es lo de menos. Lo que importa es la clase de torero que es. De los de valor que se pasan muy cerquita a los toros. Con su primer enemigos, en el que hubo brindis al cielo. Muy discreto, como es él, consiguió que la gente se levantara de los asientos para aplaudirlo en cada tanda. Con los pies juntos en los medios citó al burel para darle los primeros estatuarios, fue haciendo al toro a su medida. En las primeras tandas la muleta salía enganchada, cosa que fue perfeccionando al final de la faena. Con un pinchazo y media estocada terminó su faena.
Con el quinto su toreo bajó un poco pero estuvo aguantando en los medios con el de Las Ramblas, hasta que el burel se aburrió y se fue a tablas. Se vio podido por la muleta poderosa del de Galapagar. Tras una estocada un pelín desprendida dobló el quinto que fue ovacionado en el arrastre.
El toreo de capa de José Tomás fue muy despacioso, embarcando la embestida de su enemigo y echando siempre la pata p’alante.

El fino
Abría cartel Juan Serrano Finito de Córdoba, que tan sólo se le vio acoplado en el saludo capotero de sus dos enemigos. Ante el rajado primero lo toreó a media altura. Y en el cuarto, lo intentó sin lograr conectar con el tendido. Su faena tan sólo fue premiada con una ovación.
Por la puerta grande de Los Califas salió Moreno con tres trofeos los mismo que José Tomás.

Ficha del festejo

Ganadería: Seis toros de Las Ramblas colaboradores, aplaudidos en el arrastre el 5º y 6º.
Finito de Córdoba: silencio y ovación
José Tomás: oreja y dos orejas
José Luis Moreno: dos orejas y oreja
Cuadrillas: Bien en banderillas Félix Jesús Rodríguez
Aforo: La plaza registró lleno no hay billetes en tarde muy calurosa

La puerta grande conseguida por José Luis Moreno será un revulsivo en su carrera, a partir de ahora muchas puertas se le abrirán.

José Tomás volvió a demostrar que es el único torero que consigue llenar una plaza de toros con aficionados de distintos puntos de España